1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://jardin.about.com/od/Creaunjardin/a/Perfume-De-Gardenia.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Perfume de gardenia

Cultivar gardenias es fácil, siempre y cuando sepas lo que estás haciendo

Por

Perfume de gardenia

Perfume de gardenia

Andrés Fortuño

Que nostalgia me traen las gardenias. La primera vez que olí el maravilloso perfume de esta flor fue por pura casualidad. Tendría yo unos diez años de edad, estábamos jugando a las escondidas en la calle en donde me crié. Una vez comenzó la cuenta regresiva todos salimos a correr para buscar el mejor escondite.

Traté de meterme detrás de un auto estacionado en la cercanía. Pero cuando llegué, estaba ya ocupado por algunos de mis compañeros de juego. Así que corrí al arbusto más cercano y me deslicé cual pelotero de las grandes ligas. No pasaron ni seis segundos cuando empecé a sentir una intensa fragancia.

El olor era cada vez más fuerte, así que con la vista busqué a mi alrededor. Para mi sorpresa, el arbusto donde yo me había escondido estaba repleto de flores blancas. Las brillantes hojas verdes de la planta hacían que estas flores se vieran más blancas aún.

No pude contenerme, tuve que pararme y acercarles mi nariz. Aquel olor era increíblemente seductor. Era la primera vez que me impactaba tanto la fragancia de una flor, en este caso, el de una gardenia. Y bueno, al final me descubrieron y no gané el juego. Pero gané una de mis primeras experiencias en el mundo de las fragancias naturales.

¿Qué es una gardenia?

La gardenia es considerada por muchos como una de las flores más hermosas. No sólo por su fragancia pero también por su forma y su increíble color blanco.

Esta planta es nativa de Asia y África, pero sus primeros cultivos la asocian directamente con la China. Hoy en día existen cerca de 200 especies de gardenia. Y según he leído, ésta es prima hermana del café, por lo que dicen que donde se da bien el café se dan las mejores gardenias. El nombre científico de la gardenia común es Gardenia Jasminoides, también conocida como Gardenia Grandiflora.

Cultivar plantas de gardenia es relativamente fácil. Además, se puede cultivar tanto en macetas como directamente en el terreno. Ahora, como toda planta que genera flores, ésta necesita de cuidados específicos para mantenerse en óptimas condiciones. Y entre tantas variedades de gardenia es normal que cada una tenga sus necesidades particulares. Por otro lado, muchos de sus cuidados básicos son los mismos para casi todas las variedades.

¿Cómo plantarlas?

Si decides plantar una gardenia lo más fácil es comprar un pequeño arbusto ya listo con sus raíces. Tratar de sembrarla desde la semilla o ramas puede ser un poco más complicado. A la hora de comprar tu arbusto lo más importante es asegurarte de que esté saludable, libre de plagas y que se vea en magníficas condiciones.

Fíjate en que sus hojas estén verdes y brillantes, que tenga una fronda abundante y que no tenga insectos o formaciones raras en sus hojas o ramas. Si quieres, puedes comprar una planta que ya esté en flor, así verás de antemano el tipo de flores que dará tu planta. También puedes conseguir una que esté llena de capullos, y de paso podrás ver el proceso de florecimiento.

Es normal que a veces, durante el transplante, el arbusto suelte las flores y capullos para dedicar su fuerza a adaptarse a su nueva casa. Si quieres, puedes disfrutarla y dejarla un tiempo en el tiesto en que llegó y transplantarla una vez su ciclo de flores termine.

Sol

Antes de plantar tu gardenia ten en cuenta que como toda planta tropical, la gardenia necesita de mucha luz para desarrollarse y producir sus flores. Y aunque puede vivir en áreas con algo de sombra, sin suficiente luz solar ésta reducirá su producción de flores.

Por otro lado las largas horas de fuerte sol durante el verano pueden ser severas para la gardenia ya que seca demasiado el terreno. Puedes aminorar los daños del sol manteniéndolo el terreno húmedo y bien fertilizado.

Agua

Nunca se debe permitir que el agua se empoce, el suelo debe tener buen drenaje. Mantener una humedad leve y constante en la tierra también ayuda en la producción de nuevos capullos y hojas verdes.

También la calidad del agua es importante, si puedes recoger agua de lluvia para tus riegos es mucho mejor que utilizarla directamente de la llave o pluma. La gardenia es susceptible a la alta alcalinidad del agua que nos llega a través del grifo.

Terreno

Procura que el terreno sea uno fuertemente ácido y alto en hierro. Esto lo puedes conseguir esparciendo un buen fertilizante que te provea estas características. Preferiblemente utiliza composta orgánica cuando prepares el terreno antes de plantar, y cuando fertilices periódicamente.

Clima

Dependiendo de la variedad que tengas, la planta de gardenia puede florecer sólo en primavera, verano o la mayor parte del año, sobre todo si vives en un clima tropical y provees los cuidados necesarios. Pero si vives en lugares más fríos, una vez éste llega, la planta entra en su etapa durmiente y no producirá flores hasta que el sol comience a calentar nuevamente.

Lo ideal es que la gardenia pueda crecer en condiciones constantes, día cálidos y noches frescas. Los cambios drásticos de temperatura afectan la producción de botones o capullos.

Sé que es imposible controlar el clima en exteriores, pero al menos asegúrate de que no se seque el terreno o por el contrario se congele. Tampoco que se encharque o acumule el agua, siempre un término medio. Sobre todo cuando la planta esté florecida, ya que el exceso de agua puede hacer que se caigan las flores.

Poda

La poda se debe hacer cuando la planta no muestre indicios de botones o capullos, espera a que termine su ciclo de flores para entonces proceder a podarla. La poda le dará forma y fuerza, no sólo a futuras flores pero a sus ramas, hojas y raíces. La primavera es ideal para podar tus gardenias, siempre y cuando no estén florecidas.

Usualmente la poda y el clima determinan cuando volverá a florecer tu planta de gardenias. Pero todo dependerá del tipo de gardenia que tengas, los cuidados que le des y la zona de clima en que vivas. Una vez escojas tu planta, infórmate del tipo específico y la mejores épocas para podarla en tu zona.

Plagas

La gardenia no está exenta de enfermedades y plagas, algunas de las más comunes son la mosca blanca, la chinche algodonosa, los áfidos o pulgones y la araña roja. También puede padecer de clorosis (amarillamiento de las hojas), caída del botón floral (botones que amarillean y se caen de la planta) y chancros (planta atrofiada y botones marchitos).

Para evitar hongos y bacterias es importante que la planta viva en un área ventilada. Si encuentras alguno de estos visitantes, lleva una muestra de una de las ramas infectadas a tu vivero más cercano, de seguro ellos te darán algún remedio. Siempre procura remedios orgánicos y ecológicos antes de usar un pesticida químico.

Sé que de primera intensión parecen muchos los detalles para cuidar una planta de gardenias, pero una vez comiences, te darás cuenta de lo fácil que es mantenerlas en óptimas condiciones. La gardenia por lo general es una planta muy agradecida, así que con pocos cuidados es mucho lo que vas a ganar.

Te aseguro que en menos de lo que piensas estarás disfrutando del mágico perfume de la flor de la gardenia, además sentirás una gran satisfacción al haber sido parte importante en la producción de estas magníficas flores.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.