1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://jardin.about.com/od/Creaunjardin/a/Por-El-Camino-De-Los-Flamboyanes.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Por el camino de los flamboyanes

Estos árboles de fuego han servido de inspiración al mundo entero

Por

Por el camino de los flamboyanes

Los flamboyanes o árboles de fuego

Andrés Fortuño

Es normal dar por sentado lo que nos llega de forma fácil. Igual sucede con las cosas que siempre han estado ahí para nuestro disfrute. Lo menos que nos pasa por la mente es que algún día pudieran no estarlo. Pero a veces, llega ese día menos pensado y es entonces cuando más nos hacen falta.

Nací y me crié en una isla del Caribe donde los flamboyanes andaban plantados en cada esquina. Estos magníficos árboles eran parte del paisaje, estaban siempre ahí. Recuerdo que los encontraba bonitos, pintorescos y llamativos, pero como el que ve algo todos los días, llegó el momento en que ni los notaba.

No fue hasta que me mudé a los Estados Unidos que los comencé a extrañar. Me hacía falta no solo verlos, pero también sentarme bajo su maravillosa sombra. En mi Isla estos árboles protegen del sol las carreteras y los caminos, tanto en el campo como en muchas áreas de la ciudad.

Si vives en una zona tropical o de subtrópico, te recomiendo a ojo cerrado que siembres y disfrutes de este magnífico árbol. Sus beneficios son enormes e igual que yo, siempre los llevarás en tus mejores recuerdos.

¿Qué es un flamboyán?

Su nombre científico es Delonix regia, pero en mi Isla le llaman comúnmente flamboyán. Este árbol de flamantes flores también es conocido como árbol de fuego, árbol de llama o guacamaya. También le llaman Royal Poinciana o “flamboyant” por el adjetivo en inglés que denomina las cosas exuberantes.

Este árbol oriundo del África tiene usos tanto prácticos como ornamentales. La mayoría de las personas lo conocen por sus magníficas flores de color rojizo, naranja intenso o amarillo, ya que son increíblemente llamativas. Pero la sombra que provee este árbol no tiene comparación. Es ideal para cultivar bajo la misma casi cualquier tipo de planta, para hacer picnic o simplemente para vegetar.

El tipo de sombra que provee es ideal. Este árbol crece formando una copa tipo sombrilla, la cual filtra los rayos del sol. Entonces se puede sembrar césped y plantas tropicales cerca de sus raíces sin problema alguno.

Condiciones ideales

El flamboyán florece de forma espectacular entre los meses de mayo y agosto. Pero para florecer necesita pleno sol y vivir en un clima tropical o de subtrópico. Este árbol tiene un rápido crecimiento y es muy fuerte, hasta puede aguantar sequías. Sin embargo no es amigo del frío intenso. Esta es una de las mayores razones por las que es difícil cultivarlos en el norte y en zonas con climas cambiantes.

El terreno perfecto para un flamboyán debe tener buen drenaje y mantenerse levemente húmedo durante el crecimiento inicial. Debe ser uno fértil, preferiblemente abonado de forma orgánica.

Por cierto, aunque existen flamboyanes tipo bonsái, hay que ser un experto para mantenerlos en maceta y lograr que florezcan. Como regla general, éste es un árbol de libre expresión y no le gusta someterse a las restricciones de una maceta o tiesto.

Lugar para sembrarlo

Este árbol tiende a estirar su fronda, ramas y raíces de forma copiosa. O sea que debes procurar sembrarlos en algún lugar donde se pueda estirar. También debes tener en cuenta la altura a la que puede llegar, ya que puede pasar los 40 pies y tropezar con cables eléctricos u otras estructuras.

Su sistema de raíces sobresale del terreno, por lo que hay que fijarse de no sembrarlos demasiado cerca de la casa o encintados muy endebles, ya que puede levantar sus cimientos.

Fertilizantes

A la hora de fertilizarlos lo ideal es utilizar composta orgánica de forma constante. Pero si tienes algo de experiencia alimentando plantas con otro tipo de nutrientes, es bueno saber que el alimento favorito del flamboyán es el nitrógeno, así que asegúrate que el mismo tenga un alto contenido de éste elemento. También puedes utilizar uno de composición balanceada y acción retardada o lenta (“slow release”).

Espera a que tenga al menos un mes o más de sembrado y esté bien establecido antes de comenzar a fertilizarlo. Siempre hazlo por las mañanas para que tu nuevo árbol tenga todo el día para absorber los elementos.

Propagación

El flamboyán se puede sembrar por semilla, transplante (de la maceta al terreno) o por esqueje. Si lo haces por semilla lo ideal es esperar a que las semillas maduren dentro de las vainas estando aún colgadas del árbol. También puedes acelerar el proceso metiendo las semillas (ya fuera de las vainas) en agua muy caliente por 4 a 8 minutos y luego dejarlas 24 horas en agua tibia o temperatura ambiente para ablandarlas.

Si decides hacerlo por rama o esqueje, asegúrate de buscar ramas gruesas, largas y saludables (al menos 6 pies de largo). Limpia bien las ramas con un pañito tibio y húmedo. Luego déjalas descansar unos días en algún lugar que no les dé el sol para que suelten el exceso de resina. Siémbralas en un terreno fértil (con composta es ideal) y mantén el terreno húmedo (con buen drenaje). En par de semanas comenzará a echar raíces.

El flamboyán es un árbol de fácil cultivo, pintoresco y muy agradecido. También es sujeto importante entre pintores paisajistas, incluyéndome a mi y a mi padre que también pinta. Su magnífica sombra y la majestuosidad de sus flores es incomparable. Ya sea en la ciudad o el campo, si tienes el terreno y el clima ideal para sembrar uno de estos magníficos ejemplares no pierdas tiempo y hazlo. Ver un flamboyán florecer año tras año cambiará de forma positiva la manera en que ves el paisaje...¡te lo aseguro!

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.