1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://jardin.about.com/od/Solucionesparaeljardin/a/Acaros-Chinches-Y-Orugas-Que-Miedo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

¡Ácaros, chinches y orugas, que miedo!

Controla las plagas en tu jardín.

Por

¡Ácaros, chinches y orugas, que miedo!

Plagas en nuestro jardín (Art Miami 2011 piece)

Andrés Fortuño

Nuestros jardines están llenos de habitantes y no necesariamente del reino vegetal. Para muchos insectos y plagas nuestro jardín es una gran ciudad metropolitana. Las plantas sirven como edificios, las hojas funcionan como apartamentos y en muchas ocasiones aparte de vivir en ellas, se las comen.

Es normal que todos los jardines cuenten con estos extraños habitantes. Pero no hay que temer, pues muchos de ellos son particularmente beneficiosos para el jardín. Algunos de estos animales pueden ayudarte a eliminar muchas plagas que vienen con todas las intensiones de alimentarse con tus plantas y por ende destruir tu jardín.

La mayoría de las plagas llegan sin ser vistas. Vienen como espías en la noche y depositan sus huevos o crías para que se desarrollen. Pero no es hasta que estas crías están grandes, gordas y saludables que notamos que ya han montado un circo con todo y carpa en nuestras plantas favoritas.

Detección de plagas

Por eso es bien importante que de vez en cuando le demos una buena ojeada a las hojas y tallos de nuestras plantas, y ver si están libres de huevos o crías. Muchas plagas se esconden debajo de las hojas, entre el tallo y la hoja o en la tierra y raíces para protegerse de depredadores. Así que es importante que examines tus plantas de arriba a abajo para ver si hay algún crecimiento o malformación extraña.

En otras ocasiones, no verás al inquilino inmediatamente, pero notarás los síntomas de deterioro en tus plantas, sobre todo en las hojas. Asegúrate de no confundir la falta de nutrientes, falta de agua o exceso de la misma con los daños de una plaga.

Cerciórate antes de tomar acción. Tal vez no has regado tus plantas hace más de una semana o por el contrario las estás ahogando con demasiada agua. Quizás no les has echado abono en meses o la tienes a puro sol siendo es una planta de sombra. Los síntomas de estas faltas y excesos pueden parecerse a los estragos que deja una plaga. Asegúrate de no confundirlos.

La observación y detección es de suma importancia, ya que los métodos y productos para controlar plagas sirven de forma específica para a cada especie. Es decir, un producto para controlar los ácaros posiblemente no sirve para eliminar babosas y caracoles. Si quieres ir a la segura, puedes utilizar una lupa para ver mejor y poder identificar el tipo de insecto o plaga está atacando tus plantas, ya que por lo general son diminutos.

Plagas más comunes

Las plagas más comunes en plantas ornamentales son los ácaros, los áfidos, las chinches, saltamontes, caculos, caracoles, babosas o lapas, los hongos, moscas blancas y las queresas. Cada uno de éstos deja notar su paso de diferentes formas en las hojas, ramas, tallos y raíces.

Para darte unos ejemplos: los áfidos, las chinches y saltamontes harán que tus hojas se vean arrugadas o enroscadas. Los caculos, caracoles, orugas y lapas se harán notar a través de las hojas mostrando bordes comidos y masticados. La fumagina y otros hongos dejan una capa negra sobre la hoja parecida al hollín. Otros hongos e insectos pueden dejar una capa blancuzca y aterciopelada sobre las ramas y hojas.

Los síntomas van a variar de acuerdo a la plaga que esté atacando a tu jardín. Puedes encontrar desde manchas color marrón o negras, perforaciones, hasta caminos blancos y brillosos o extraños túneles.

A la hora de atacarlos es preferible intentar primero con formas de prevención o control orgánica antes de lanzarte a utilizar un pesticida químico. No sólo por el bien de tus plantas, si no por el bien de todo el ecosistema.

Plantas para prevenir plagas

Hay métodos preventivos para evitar que lleguen estas plagas a tu jardín. Por ejemplo, puedes intercalar entre tus plantas ornamentales otras que se destaquen por sus fuertes aromas y esencias, como la salvia, el ajo, la lavanda, el orégano, el tomillo, la menta, la albahaca y la mejorana. Estas plantas pueden espantar muchas de las plagas que andan buscando alojamiento en tu jardín.

Insectos beneficiosos

También puedes sembrar plantas que atraigan a las catarinas o mariquitas, conocidas en inglés como Lady Bugs, ya que a éstas les gusta alimentarse con ácaros y son tóxicas para muchos otros animales dañinos para el jardín. De esta forma ayudan a controlar algunos tipos de plaga.

También son beneficiosos para el control de plagas las avispas, las arañas y las mantis religiosas entre otros animales e insectos, ya que también se alimentan de estas plagas. Como éstos hay muchos otros métodos naturales que ayudan a controlar las plagas sin afectar el medio ambiente.

Si notas que tienes algún tipo de plaga en alguna de tus plantas, revisa el resto del jardín para ver cuan grave es la situación. Trata de aislar la planta que está infectada. Luego con una lupa, trata de identificar el tipo de plaga. Si tienes duda, lleva una muestra a tu vivero más cercano y enséñales la muestra, de seguro ellos conocen el mejor remedio.

Por último, trata de siempre buscar opciones ecológicas para prevenir y controlar las plagas. Los productos químicos deben ser tu última alternativa y debes estar bien seguro de su uso y contraindicaciones antes de aventurarte. Prevenir es más fácil que tener que remediar, así que si tienes dudas, sal hoy al jardín y revisa tus plantas, sólo toma unos minutos y te evitará sorpresas desagradables en el futuro. La prevención y el control, son tus mejores amigos a la hora de mantener tu jardín bello y saludable.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.