1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://jardin.about.com/od/plantasdeexteriores/a/Est-A-Ex-Otica-Planta-Es-Ideal-Para-Nuestros-Tiempos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

El majestuoso cactus

Esta exótica planta es ideal para nuestros tiempos

Por

El majestuoso cactus

El cactus, una planta para nuestros tiempos

Andrés Fortuño

Dice un contradictorio refrán que hay que economizar cueste lo que cueste. Y como están las cosas en este mundo, reducir nuestros gastos está en la mente de todos. Desde los gastos de electricidad y gasolina, hasta los del agua. Pero no por esto tenemos que dejar de disfrutar de nuestras plantas o parar de crear jardines. La clave está en saber sembrar de acuerdo a los tiempos que estamos viviendo.

Es posible crear un jardín que nos ayude a ahorrar dinero y sacarle provecho a estos áridos tiempos de sequía económica. Para esta tarea, no existen mejores ayudantes que los majestuosos cactus.

El cactus y el sol

Es normal que asociemos el cactus con lugares secos y de mucho sol. Usualmente los vemos en esas películas que presentan desiertos secos donde nada crece. Pero a lo lejos vemos que se alza una extraña protuberancia, y sin tener que detallar aún su silueta sabemos de antemano que tiene que ser un cactus.

Sin embargo existen muchos conceptos equívocos respecto a estos claros supervivientes de la tierra. Por un lado, el cactus es resistente a la sequía y vive bien bajo la fuerte luz del sol. Pero como toda planta necesita agua, fertilizantes y a veces favorece algo de sombra para mantenerse en óptimas condiciones (sobre todo cuando son pequeños).

La variedad de cactus es enorme, así que sus cuidados dependen del tipo específico y la región de donde éstos provengan. Por ejemplo, hay cactus que provienen del desierto, de áridas arenas y climas muy secos. Pero hay otros que son nativos de la húmeda selva y tan siquiera viven plantados en la tierra.

A la hora de comprar un cactus

Si entras a una tienda de plantas, te enamoras de un pequeño cactus y decides comprarlo, ten algo muy presente. El cactus que estás comprando proviene de un vivero, no del desierto o de la selva. Y aunque los orígenes de su especie van a determinar sus cuidados finales, este pequeño cactus que tienes en la mano se desarrolló en un vivero bajo todos los controles habidos y por haber. El riego perfecto, los fertilizantes ideales y el tipo de luz necesaria todos los días.

Entonces no puedes llevarlo a tu casa y tirarlo a pleno sol, o por el contrario esconderlo bajo plena sombra. Tampoco dejar de regarlo en varias semanas y pretender que vaya a desarrollarse con mucho éxito. Tu nuevo cactus necesita un tiempo de adaptación al nuevo lugar donde quieres habituarlo, así que debes proveerle las mejores condiciones posibles para que esto ocurra.

Si tu idea es eventualmente transplantarlo, déjalo en el mismo tiesto algunas semanas en lo que se adapta a su nuevo hogar. Procura que reciba buena luz de sol y riégalo de forma leve una o dos veces por semana (dependiendo de cuanto se reseque la tierra).

Luz del sol

Antes de que escojas el área donde lo quieres mantener, asegúrate de que ahí va a recibir un mínimo de seis u ocho horas diarias de sol directo o luz fuerte. De acuerdo al tipo específico de cactus estos tienen mayor o menor necesidad de sol. Pero como regla general, el sol es su mantra y es absolutamente necesario para su supervivencia.

Si decides mantenerlo en el pequeño tiesto en que lo compraste, ya que lo quieres para adornar tu oficina o casa. Hazle un favor al cactus y colócalo al lado de una ventana con buena luz del sol y acuérdate de regarlo con un poco de agua una vez por semana.

Terreno y agua

Por lo general los cactus que compramos en sus pequeñas macetas, ya están muy grandes para el espacio que provee la misma. Puedes mantenerlos ahí durante un tiempo, sobre todo en un periodo de adaptación. Pero lo ideal es que eventualmente lo transplantes a un tiesto más grande si es que quieres que sobreviva.

El terreno ideal para su transplante debe ser arenoso y fertilizado con buena composta orgánica, pero sobre todo debe tener buen drenaje. El exceso o acumulación de agua es lo peor que le puede pasar a tu cactus. Antes de transplantarlo puedes echar piedrecillas en la base del tiesto, esto ayuda a que el agua no se empoce en la parte de abajo.

De acuerdo al tipo de cactus, las condiciones del clima y terreno, éste necesitará más o menos agua. Asegúrate de no dejarlo mucho tiempo demasiado seco, sobre todo si lo mantienes en una maceta. Sembrado en el terreno el cactus puede estirar sus raíces y recoger agua del medio ambiente, pero en una maceta depende totalmente de ti.

Transplante

Aparte del transplante inicial, el cactus se debe cambiar a una maceta más grande al menos cada dos años. Si necesitas transplantarlo puedes comprar tierra especial para sembrar cactus, ya que se consigue fácilmente en la mayoría de las tiendas donde venden plantas ornamentales.

Cuando lo resiembres, trata de no enterrarlo demasiado, inclusive mantén la mayoría de sus raíces cubiertas con tierra pero cerca de la superficie.

Fertilizante

Si vas a comprar un fertilizante, trata de que sea composta orgánica. Pero si te aventuras con otros tipos, asegúrate de que tenga iguales proporciones de nitrógeno, fósforo y potasio (10-10-10). Recuerda que con el cactus, como dice el viejo refrán “menos es más” así que es recomendable diluir bien el fertilizante y reducirlo a tan sólo un cuarto de la potencia recomendada.

El cactus es una planta fácil de mantener, ya sea en el patio como en macetas. Pero como toda planta necesita buena luz solar, agua y un buen fertilizante. Sigue estos simples pasos y te sorprenderá lo fácil y económico que puede ser mantener un cactus en óptimas condiciones.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.